Desde tu primer dorsal hasta ser un profesional que consigue medallas, todo pasa por algo básico, el entrenamiento. ¿Cómo entrenar un triatlón?

Preparar físicamente la siguiente competición es un desafío para todo el rango existente entre esos dos ejemplos.

El entrenamiento es clave para conseguir el objetivo, ya sea grande o pequeño.

Lo que hace del triatlón un deporte tan llamativo es su versatilidad, su capacidad intrínseca de ponernos al límite, sea cual sea la modalidad y distancia.

Tienes que dar lo mejor de ti en tres disciplinas distintas, y sin descanso.

Preparar una competición de triatlón es un ejercicio muy similar y a la vez muy distinto a preparar cualquiera de las disciplinas por separado.

Como en cualquier deporte, existen profesionales cualificados desde el nivel más bajo, que se van a adaptar a tus necesidades y te van a pedir, ayudar y exigir lo necesario para que consigas el objetivo que te propones.

Aquí vamos a dejar los consejos para iniciarte en la práctica, para encender la llama.

Entrenar un triatlón
Foto de Tony Pham en Pexels

A por el triatlón

Lo primero que necesitarás para entrenar triatlón son los materiales, que vamos a repasar rápidamente:

  • Gorro, gafas de natación y traje de neopreno (si entrenamos en aguas abiertas en lugares fríos), para la parte de agua.
  • Bicicleta, casco y kit de herramientas, además del tritraje, para la parte de bicicleta.
  • Zapatillas de running, para la carrera a pie.

Como ves, no es necesario invertir una suma infernal de dinero para comenzar.

Este deporte “de resistencia” exige unos niveles de energía altos y también un consumo mínimo de tu tiempo, algo que tendrás que considerar.

Deberás nadar, pedalear y correr al menos una vez por semana, además de combinar estiramientos y ejercicios de fuerza.

Aconsejamos estar físicamente preparado, e incluso visitar a un doctor para corroborar.

Si no eres un experto nadador, sería interesante optar por clases de natación en piscina.

Éstas te ayudarían a acostumbrarte al agua y aprenderías técnica, la cual es importante para nadar con fluidez.

Por la parte de ciclismo, la más complicada por el consumo de tiempo, recomendamos dedicar el fin de semana, a ser posible en la mañana (por tema de luz solar), para coger la bici.

Es importante tener el tipo de bicicleta correcto y tenerla preparada con los ajustes necesarios, además de bien cuidada.

Por último, aunque no menos importante, la carrera a pie sería para muchos la parte más sencilla de conseguir, ya que es un deporte fácilmente accesible.

Ten en cuenta, en este caso, el uso de una zapatilla adecuada puede prevenir el riesgo de lesiones.

También habrá que decidir qué tipo de triatlón y por qué terrenos vamos a querer competir, para así completar los entrenamientos en estos mismos lugares.

El cuidado de un profesional

Existen, multitud de profesionales en cada campo para ayudarte a entrenar para tu triatlón.

Con ellos podrás cumplir los objetivos, conseguir la calidad y técnicas necesarias, y prevenir lesiones que puedan manifestarse.

A medida que vamos aumentando nuestra capacidad y nos vamos divirtiendo e introduciendo en el mundo de las competiciones de triatlón, quizás será el momento de complementar y mejorar nuestro equipo, en este caso, ponte en manos de tiendas especializadas, y no dejes de consultar y buscar información.

Si tienes dudas de cualquier tipo, sigue nuestras cuentas de Facebook e Instagram y consulta lo que necesites. Únete al club.

Saludos #VeganosTriatletas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *