Con la entrada oficial del invierno ayer os lanzamos esta pregunta. ¿Proporciona beneficios nadar en el invierno en aguas abiertas?

Claro que depende de algunos factores y de equipamiento, amén de las ganitas de cada uno.

Lo cierto es que independientemente del lugar en el que te encuentres, te vamos a mostrar los beneficios de nadar en invierno.

Además, posiblemente con temperaturas muy diferentes a las de primavera-verano. Todos no tienen la suerte de vivir cerca de los trópicos.

Beneficios de nadar en invierno en aguas abiertas

Beneficios de lanzarse al mar en invierno

Sabemos que para muchos la natación ya viene siendo la disciplina más débil y más difícil de afrontar. Aunque muy necesaria.

Si a esto le sumas la temperatura ambiente, habrá veces que no quieras ni acercarte a la costa. Aunque para eso estamos aquí, para ayudarte.

(Jan Frodeno probando su nuevo neopreno noviembre 2020 en Girona no tiene desperdicio alguno).

Podemos decir a ciencia cierto que no todo es malo, en realidad nada era malo hasta aquí… Vamos a ello:

Relajarse y atreverse a entrar es el paso más complicado.

Una vez lo haces, una sesión, dos, tres por semana, aumentando tiempos, podrás conseguir apaciguar tu mente y dejar al cuerpo fluir con el entorno.

El agua fría aumenta el flujo de sangre por el cuerpo, disminuyendo dolores y mejorando la circulación.

Ayuda a regular los antioxidantes del cuerpo reforzando tu sistema inmunológico.

Optimiza el uso del oxígeno en tus músculos a raíz de las dificultades para entrar en calor y respirar.

Ya sabes, si vives cerca de la costa o de un lago o río (cuidado con estos…), te animamos a que te encajes dentro del neopreno y saltes al agua.

Y no te olvides de pasarte por nuestras redes y contarnos qué tal la experiencia. Te aseguramos que te va a volver loco.

Saludos #VeganosTriatletas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *