Desde niño se deben aprehender ciertas pautas que van a ayudar o a crear unas posturas, unos desarrollos y unos hábitos correctos en la persona adulta. Por eso, en este artículo hablaremos sobre la importancia de practicar deporte desde jóvenes.

Más allá de lo que pueda ser o no ser bueno para el crecimiento del ser humano desde su nacimiento. Más allá de los logros académicos, en mi opinión, muy lejos del verdadero significado de aprendizaje, es innegable que el cuerpo necesita actividad física.

A muchos de los que estáis leyendo esto os pido que os miréis a un espejo, respiréis profundamente, y penséis qué os gustaría cambiar de vuestra forma física (no de vuestro aspecto), qué reto os gustaría conseguir.

Cada persona está a un nivel diferente, no quiero que pienses que mañana puedes salir y hacer 42km en 4 horas con tus zapatillas de pádel.

Pero sí quiero que plantees ese reto pensando cuánto podrías tardar en conseguirlo (porque lo vas a conseguir) y porqué dejaste de intentarlo, siendo niño, adolescente o incluso ya en tu etapa adulta.

Jóvenes practicando deporte.
Foto de joshdick75 en Pixabay

Creer en el deporte profesional desde temprana edad, ¿por qué no?

Teniendo conciencia ahora de la capacidad física con la que nacemos, que vamos desarrollando durante la juventud y que conseguimos al llegar a la etapa adulta, y seguimos cultivando y manteniendo a partir de ahí, lanzo esa pregunta.

¿Por qué no plantear que los niños o adolescentes puedan convertirse en profesionales?

Es costoso: No más que cualquier “carrera profesional” que se tercie en una universidad pública, ni que decir de las privadas.

Es perjudicial: Para quién, porque contando con los profesionales y las herramientas adecuadas será, muy probablemente, hasta beneficioso en el corto y en el largo plazo.

No es un futuro digno: Si has leído hasta aquí, me sigues en redes y aún piensas así, no me hagas reír y guárdate el comentario en bochornoso secreto.

Y dejando a un lado todas las limitaciones morales y sociales que se quieran imponer, la anécdota referente a esto la ponen un campeón del mundo como Patrick Lange, y un desconocido hasta hace unos días, Magnus Ditlev.

Magnus Ditlev (triatleta) entrando en meta en el IronMan 70.3 de Gdynia (Polonia).

Al finalizar el Ironman 70.3 de Gdynia (Polonia) se acerca Patrick al danés (que le había superado en más de 3 minutos y ganado la carrera en su debut) y le pregunta con tono sarcástico y algo malhumorado: “¿Quién diablos eres tú, chaval?”.

Pues alguien que sí apostó y pudo convertirse en profesional, y a los 22 años ganó una carrera frente a su ídolo. Ahora sí, ¿vas a creer en la importancia de practicar deporte desde jóvenes.

Saludos #VeganosTriatletas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *